Every Day Life

¿De verdad sabes cómo secar el pelo?

Secar el pelo es un gesto que muchas veces hacemos de forma automática varias veces a la semana, pero, ¿sabemos cuál es la mejor manera para hacerlo sin arruinar o estresar nuestros cabellos?

¡Existen pocas y simples reglas, que si se convierten en buenas costumbres podrán revolucionar en serio tu look!

Lo primero que hay que hacer es lavar el cabello con un champú y un acondicionador adecuados para el tipo de cabello, tras el champú, usar un poco de acondicionador para no apelmazar la cabellera, y después enjuagar bien.

Ahora podemos comenzar paso por paso a secar el pelo de la manera correcta:

  1. ¡Elige el secador Bellissima Revolution BHD1 1000 con ocho combinaciones de aire/temperatura!
  2. ¡Es muy importante no usar nunca el secador en el cabello empapado de agua, sería como hervirlo, como se hace con los espaguetis! Lo primero que hay que hacer es secarlo con la toalla (¡sin frotar!) de forma delicada para eliminar el agua en exceso.
  3. Desenreda el pelo antes con las manos, para quitar de forma delicada los nudos más difíciles que pudieran tenerse. Péinalo con un peine ancho comenzando por la raíz hacia las puntas, sin tirar o romper el cabello.
  4. Comienza pre-secando el cabello con el Automatic Rotating Drying que te permite cubrir también los mechones más bajos y secar en profundidad la raíz, gracias a su movimiento en espiral y mantiene hidratadas las puntas.
  5. Aplica ahora la boquilla tradicional entregada de serie, divide la cabeza en dos mechones y comienza la segunda fase de secado, seca los mechones de arriba hacia abajo. El Deep Drying Action system hará que el calor penetre de forma suave distribuyendo el aire de forma homogénea.
  6. Disminuye la potencia del flujo de aire a medida que el cabello comienza a secarse, de esta manera se maltrata lo menos posible, regulando simplemente las 8 diversas combinaciones de aire/temperatura.

¡Si realizas con constancia estos pocos gestos y usas la tecnología Revolution BHD1 100, tus cabellos mejorarán su aspecto volviéndose siempre más suaves y luminosos!

Ya se sabe, la constancia es la verdadera receta de la belleza :-)

Este artículo está sobre:

Deja un comentario