Hairstyles inspirados en la gala del Met

B-mag

Desde recogidos tirantes a otros más naturales y looks mojados, todos los estilos que se vieron en la alfombra roja de la fiesta más convocante del año.

Esta semana terminó la Gala del Metropolitan Museum of Art, que nos dejó varios looks polémicos inspirados en la imaginería católica: altares montados a la cabeza, tocados con espinas que emularon a Jesús, plumas por doquier -en la cabeza, en diseños y en alas gigantes- y vestidazos de Alta Costura intrínsecamente bordados.

Si bien la fiesta concluyó, nos quedan inmortalizados en miles de fotos los hairstyles de un centenar de celebridades y cómo lucieron esa noche para imitar en una fiesta elegante, gala o cocktail.

El pelo largo, dócil y maleable, permitió jugar e incorporar al cabello dentro del estilo planeado para la velada. Como los vestidos ya aportaban una alta cuota de formalidad y elegancia, las más descontracturadas -como Giselle Bündchen, que usó unas ondas armadas con raya al costado para acompañar un vestido escotado dorado- eligieron llevarlo suelto. La joven Hailey Stanfeld eligió unas ondas leves y quebradas con raya al medio para acompañar una tiara brillante con perlas.

Otro de los caminos posibles fue el elegido por Kim Kardashian, que ató su larguísima melena negra en una cola de caballo altísima y super tirante que dejaron su rostro, escote y vestido de Versace en primer plano. También Joan Smalls eligió el mismo look tirante, pero en una versión de melena corta.

Varias celebridades llevaron el pelo corto, por arriba del hombro o la nuca como Zendaya, Emma Stone – que lo usó con su clásica raya al costado y con un poco de volumen generado con brushing- y Jennifer Lopez. La cantante latina prefirió darle protagonismo al súper diseño de Balmain, que llevaba un gran trabajo de pedrería, hombreras y una cruz gigante al frente y, con una raya al costado sobria, llevó el pelo al hombro, con efecto mojado.

Las más osadas y cómodas fueron aquellas que lo llevaron corto. Con tan solo un par de golpes de secador y algún producto mágico, como una mousse o cera, Katy Perry llevó su corta melena con mechas despeinadas que hacían juego con sus magníficas alas de plumas firmadas por Versace, engamadas con su vestido y botas doradas. Otra que usó el pelo bien corto fue Cara Delevigne. A pesar de llevar el peinado debajo de un tocado de Dior que funcionó a la vez como vincha y máscara, se pudo ver a través su pelo con mechas de color rosa.

Las más clásicas y funcionales -era necesario encontrar un sistema para enganchar los halos dorados, los tocados de espinas o sombreros- eligieron chignons o recogidos. Blake Lively, por ejemplo, que eligió uno texturizado con un poco de volumen para liberar la cara y dejar ver unos magníficos pendientes de esmeraldas. Anne Hathaway también fue en la misma dirección, pero con una raya al medio.

Otras los llevaron más tirantes y con accesorios, como Zoe Kravitz, que llevó sus pequeñas trenzas negras bien pegadas al cuero cabelludo y con un lazo de encaje grande, combinado con su diseño Yves Saint Laurent vintage. O Rosie Huntington Whiteley, que llevó un chignon con raya al medio y bien tirante, para poder color un halo dorado que la hizo parecer una santa. Más descontracturada, la anfitriona Amal Clooney lo usó recogido pero con mechones sueltos que armonizaron su belleza y le dieron impacto al enorme vestido de flores, que llevó con un corset plateado y pantalón.