Es tendencia: en busca del pañuelo perfecto

B-mag

 

Para combatir el frío, sumar color, volumen o como accesorio divertido, los foulards se llevan en la cabeza para acompañar un outfit a juego o como un toque de color; su usan en forma de vincha, moño, anudados o como turbante.

Existen muchas maneras de ponerle onda a las melenas. Un pañuelo grande es una de ellas, para estilizar cabellos rizados, cabelleras larguísimas o darle un sello distintivo a un corte arquitectónico.

Si lo que se quiere es lograr un estilo vintage, un buen turbante generará un gran impacto. Lo ideal es envolver el pelo, desde la nuca hasta la coronilla, con un pañuelo de un color estridente o uno estampado  -como lo hizo Marc Jacobs en su desfile-  y enroscarlo en sí mismo como si fuera una toalla a la cabeza. Las orejas deben quedar escondidas para lograr una mayor armonía y destacar la cara.

Para quienes tienen pelo largo y con mucho volumen, una de las propuestas más originales y cómodas es la de incorporar un pañuelo en una trenza tradicional, para lograr una vibra setentosa. Se recomienda usar una colita debajo del pañuelo para lograr una mayor sujeción.

Otra alternativa que permite la trenza, mucho más original, es sujetar el pelo con una colita alta y anudar el pañuelo a la misma y usarlo como si fuese el tercer mechón a trenzar. De esta manera, los colores del foulard de entremezclarán con el pelo, en un toque juvenil y psicodélico.

Si se busca un look más informal todavía y más contemporáneo, una bandana hará el efecto. Esta puede usarse doblada al medio por su diagonal y luego enrollada para que quede finalmente de unos 5cm de ancho, para después colocarla sobre la frente, a modo de vincha. Si se bate el pelo y se lo levanta se puede lograr un look al mejor estilo de Amy Winehouse, como lo hizo Alexis Mabille en su colección. Además, puede llevarse con el nudo o moño hacia arriba o con el nudo por encima de la nuca. Así lo usó Cara Delevigne para el desfile de Dolce & Gabbana. Si se quieren mostrar los dibujos búlgaros de la bandana, -que este año se usó mucho sobre el cuello al mejor estilo cowboy- o el estampado de otro pañuelo, también puede saltearse el enrollado del pañuelo, usar una cola baja y usarlo, doblado por la diagonal, con las puntas hacia atrás, como el ejemplo morado de Hermès.

Con tantas opciones de pañuelos y peinados, lo ideas es encontrar cuál se adapta mejor al gusto de cada una y disfrutar de esta tendencia para renovar el look. ¿Qué idea de peinado con pañuelos te gustó más? ¿Cuál usarías? 

Nota: Cata Greloni

Imágenes cortesía de Imax Tree